Original y Auténtico, Diferencia - Altamira Achiras

D´Altamira Achiras
Vaya al Contenido
Documentos

Qué es original y que es auténtico, aplicado al Bizcoocho de Achira

Original es un adjetivo que nos indica sobre el origen o lo relacionado con algo y que no es copia ni imitación de otros, sino fruto de la creación espontánea y se distingue por su novedad.
Siempre en diversos escenarios nos preguntamos si algunos productos son originales o una copia bien elaborada, es decir una copia bien hecha.
Los adjetivos original y auténtico a menudo son considerados como iguales en su significado, sin embargo, aunque es cierto que guardan cierta relación; también es importante saber que no significan lo mismo. No todo lo auténtico es original. Para salir de dudas me he tomado el trabajo de analizar el asunto y tener más claro lo que indica la originalidad y lo auténtico.

Auténtico. Esta palabra se emplea para referirnos a algo que es confiable y que no ha sido falsificado. Quiere decir que algo es genuino, pero esto no necesariamente significa que también sea original.
Se dice que algo es auténtico cuando no ha sido adulterado o sometido a procesos que no están aprobados o regulados por algún organismo o institución que se encargue de dicho trabajo.
Cuando se trata de documentos y papeles de abogados, es común que pensemos en esta palabra; por cuanto en estos casos todo tiene que ir acorde con las reglas establecidas.
Lo auténtico es lo que ha sido aprobado y cumple con los requisitos impuestos. Es confiable porque cumple con todos los estándares que permiten su aprobación.

Lo Original, tiene que ver con el origen; lo primero en su clase. Cuando decimos que algo es original, estamos diciendo que ese algo es el primero de su tipo y que no es una réplica de uno anterior.
Las réplicas de un objeto pueden ser auténticas, pero sin duda no son originales; si consideramos que el objeto original fue el primero en haber sido creado.
Las cosas originales no sufren cambios y modificaciones con el tiempo, sino que se conservan tal y como han sido desde un comienzo. Ejemplo de esto son algunos monumentos y escritos antiguos y cuadros.
Otro ejemplo de algo original somos nosotros mismos. Cada uno de nosotros es único y diferente a los demás, no existe una copia de cada uno y nadie puede ser exactamente igual a otro. Por lo tanto, algo original es algo único e irrepetible.
Lo original es real y lo auténtico es confiable. Ambos conceptos no se refieren a la misma cosa.
Diferencias puntuales entre original y auténtico:
Lo original se refiere a algo que es lo primero en su clase, mientras que lo auténtico hace referencia a algo que cumple con los reglamentos establecidos.
Lo auténtico cobra especial importancia, repito, cuando se trata de asuntos legales, mientras que lo original es más importante cuando se trata de piezas de arte.
Lo auténtico es confiable, mientras que lo original es verdadero.
Es de preguntarse entonces si somos una copia barata que llevamos una marca original cuando ni siquiera un gemelo lo es el uno del otro; Nos confundimos sin saber si somos unos conformados o unos inconformistas.
Todo lo anterior aplica al dilema relacionado con el Bizcocho de Achira, que hoy de manera indiscriminada quienes lo producen introduciendo variaciones a su fórmula original, lo denominan como tal y pretenden hacerlo aparecer como auténtico.
Se puede manifestar que el Bizcocho de Achira de Altamira Huila, departamento que cuenta con Denominación de Orígen, ha sido totalmente alterado. La diferencia más notable es que el original y auténtico se quebraba deliciosamente en el paladar dejando en este el buqué producido por sus componentes bien tratados y, los de ahora, muy fácilmente le pueden causar lesiones a las piezas dentales por su dureza  y para evitarlos necesariamente se deben consumir líquidos o pasantes para lograr ablandarlos al consumirlos.
Creemos engañar a quienes de una u otra manera hemos degustado los auténticos. La anterior práctica ha causado daños y perjuicios al municipio de orígen y, disgustos a quienes lo adquieren a su paso por el municipio, que reciben con un delicioso tinto la prueba del autentico, entregando en los paquetes comprados un producto distinto en su sabor y frescura, no auténtico y desde luego totalmente distinto al original.
A quien engañas abuelo, dice la hermosa composición de Arnulfo Briceño y, expreso en este caso, nos estamos engañando nosotros mismos.

Ing. Jesús Antonio Cerquera Castaño, MBA

Todos los derechos reservados
2021 CC Ingenieros SIG
Bogotá D.C. Colombia
Regreso al contenido